La digitalización y el uso de nuevas tecnologías como impulso de la reactivación económica.

La llegada de la crisis sanitaria no solo ha cambiado por completo los hábitos de las personas, sino también a las empresas y las formas en las que hoy se trabaja. Sin duda, la pandemia obligó a muchas empresas del Perú a confiar el futuro de sus operaciones en la digitalización, adaptándose al trabajo a distancia e, incluso, incursionar en el comercio electrónico.

La compleja coyuntura trajo consigo una ola de digitalización que generó un avance vertiginoso en la adopción de herramientas digitales nunca antes visto. El uso del almacenamiento en la nube, las videoconferencias, redes sociales y plataformas colaborativas se instauró en las jornadas diarias como una nueva normalidad.

Esta digitalización forzada resultó ser un eficiente salvavidas, ya que permitió reactivar, reemplazar procesos e incluso mejorar los indicadores de negocio, logrando en meses el resultado que se pronosticaba en los próximos años.

Según datos de Movistar, se multiplicaron hasta por 10 las compras en herramientas de teletrabajo, mientras que las plataformas de e-commerce y chatbots de atención se hicieron más populares, logrando un incremento de 900% en ventas por internet.

En el sector inmobiliario, se observó un incremento de uso en las plataformas ProTech, cambiando la preferencia en la forma de obtener información para mudarse, comprar, vender o alquilar una propiedad.  Se espera un mayor crecimiento en la demanda de estas herramientas digitales en los próximos años, ya que los millennials están entrando a sus primeros años de compra o alquiler de viviendas.

Sin embargo, al plantearse la digitalización como una respuesta a las circunstancias, muchos de estos esfuerzos no se encuentran articulados dentro de un plan de transformación digital, lo cual supone un riesgo en su sostenibilidad.

De acuerdo a la Encuesta de Transformación Digital 2020, las empresas más satisfechas con sus procesos de transformación digital reportaron utilizar hasta dos veces más metodologías – como design thinking, metodologías ágiles, customer journey y establecer alianzas con startups –  que aquellas que reportaron menor satisfacción con su transformación digital.

Según el último estudio sobre Madurez Digital en las empresas del Perú, el 56% de las firmas encuestadas elevó su inversión para transformación digital el 2021, respecto al año pasado, mientras que 37% lo ha mantenido. Solo el 8% de las empresas encuestadas optó por disminuir el desembolso.

El estudio también señala que las empresas que incrementaron el presupuesto tienen un mayor grado de madurez digital, reflejando así que las prioridades, de quienes han avanzado más en su proceso de transformación digital, son la estrategia e innovación para afrontar el futuro.

Los nuevos tiempos exigen el uso de tecnologías digitales para cambiar, crear o aprovechar nuevas oportunidades de negocio. Este esfuerzo debe ser parte de una cultura empresarial innovadora y ágil, donde se coloque al consumidor como eje y la data como base del conocimiento.

Otras Notas

Aspectos a considerar para el alquiler de espacios comerciales

Con la reactivación de las actividades económicas, inversionistas y emprendedores de diferentes sectores buscan nuevamente el espacio ideal para hacer realidad el proyecto de negocio que tienen en mente. No obstante, esta elección no debe tomarse a la ligera y debe estar en línea con la planificación del negocio, ya que existen factores muy importantes a considerar si no se

Estrategias para mejorar la gestión del trabajo híbrido

La llegada de la pandemia no solo cambió nuestros hábitos, sino también la forma de relacionarnos con los demás y hasta la manera en la que hoy trabajamos. En la actualidad, son muchas las empresas que han optado por permitir que sus colaboradores continúen trabajando en modalidad de trabajo remoto debido a la mejora en su productividad. Sin embargo, no