SITUACIÓN DEL SECTOR INMOBILIARIO Y LA DEMANDA QUE SURGIÓ CON LA PANDEMIA

La recuperación del mercado inmobiliario ha tomado un gran impulso desde su caída en el mes de abril, donde las ventas se redujeron un 70%. Esta mejora se evidencia en las cifras de julio pasado con la compra de 1,261 propiedades, superando incluso las ventas previas a la cuarentena decretada para contener el avance del Covid-19.

EVOLUCIÓN DE VENTAS

Autoridades de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI) indicaron que el mercado viene recuperándose en forma de “V”, debido a que el resultado del mes de julio es superior al de las minutas de compra-venta firmadas en el mes de febrero.

La explicación de este panorama sería que muchas personas han podido sumar sus ahorros con la liberación de las AFP y los incentivos del gobierno para pagar la cuota inicial. Además, tomando en cuenta que los departamentos han bajado entre un 10% a 15%, hacen de lo mencionado anteriormente el escenario ideal para quienes estaban en miras de comprar.

LA NUEVA DEMANDA

Este crecimiento ha venido acompañado de nuevas exigencias al momento de elegir una vivienda. Con el distanciamiento social, las personas ya no buscan departamentos con áreas comunes para realizar reuniones; la tendencia ahora es hacia viviendas con terrazas o balcones, así como una habitación adicional que se pueda adaptar para el trabajo de oficina desde casa.

Ante la demanda del home office, algunas inmobiliarias dan cierta flexibilidad para el rediseño de los espacios, adaptándose así a los nuevos requerimientos de la coyuntura.

Está claro que la pandemia ha cambiado las exigencias de las familias, prefiriendo además distritos con zonas residenciales y alejados de donde exista una gran concentración de personas.

Otras Notas

El impacto de la crisis política en el sector inmobiliario

La actual crisis política que vive nuestro país ha provocado un clima de incertidumbre que está impactando en todos los sectores económicos, ocasionando así un retroceso en el buen avance de la reactivación desde que se instauró la pandemia. Para este año se pronosticaba una expansión de 10% del PBI, sin embargo, la situación política afectaría a la baja este