PROGRESO DE REACTIVACIÓN DEL SECTOR CONSTRUCCIÓN

Gracias a las medidas de bioseguridad y coordinaciones entre representantes de Capeco y el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; el sector construcción reanudó sus actividades el 18 de mayo, en el marco de la primera fase de la reactivación económica.

Aproximadamente, 60,000 trabajadores iniciaron sus labores con los debidos protocolos sanitarios. La puesta en marcha significó la inversión de S/4,900 millones, informaron autoridades del Ministerio de Vivienda.

Para comenzar a operar, todas las empresas  del sector necesitaron el previo registro del ´plan para la vigilancia, prevención y control de COVID-19 en el trabajo´ en el Sistema Integrado para COVID-19 (Sicovid-19) del Ministerio de Salud (Minsa).

En la segunda fase de reactivación se buscó acelerar la economía habilitando las operaciones de más de 1,000 proyectos, de los cuales 500 estuvieron en Lima y 500 en las regiones.

“La reanudación de estas obras, como viviendas, centros comerciales, oficinas, entre otras, significó inversiones por más de 1,000 millones de dólares en todo el país”, sostuvo el presidente de la Cámara Peruana de la construcción (Capeco), Jorge Zapata.

Actualmente, el Gobierno autorizó la reanudación de las actividades del sector Vivienda, Construcción y Saneamiento en la mayoría de regiones, activando así la tercera fase de reactivación del sector construcción, considerado como uno de los motores de la economía de nuestro país.

Otras Notas

NUEVOS ESPACIOS PARA EL DEPORTE BENEFICIARÁN A VECINOS DE SURCO

Con el COVID-19 instaurado en nuestra sociedad como la nueva normalidad, muchas actividades han tenido que regirse a las disposiciones del Gobierno para evitar la propagación del coronavirus. Actualmente, esta normativa permite realizar actividades deportivas al aire libre, siempre que no implique contacto físico y se respete el distanciamiento social. Las nuevas directrices de la OMS sobre actividad física y

DE LA CRISIS A LA OPORTUNIDAD: EMPRENDER EN LA NUEVA NORMALIDAD.

Desde el inicio de la pandemia, más de 45,000 empresas dejaron de operar en nuestro país a raíz del COVID-19, generando un aumento del doble en la tasa de desempleo en comparación a lo registrado en años anteriores. Sin embargo, en el año 2020 se originó un insólito incremento de 235,000 nuevas empresas; una reacción a la desaparición de 2,2